El convento de Santa Catalina en Arequipa es una de las principales muestras de arquitectura colonial del Perú. La hermosa ciudadela de sillar blanco y rosa es todo un monumento; no es extraño que sea nuestra principal inspiración para proyectos como La Catalina, una nueva cadena peruana de cafeterías que no solo ha tomado su nombre, también basa su logo en su arquitectura. 

Image
1
Image
6

El proyecto es una colaboración entre los Puna y el estudio Provincia. El reto fue respetar el gusto clásico de Arequipa, pero a la vez darle una vuelta contemporánea a través del diseño. Lo hicimos con una paleta de colores que tienen mucho sentido con el entorno -naranja, negro y blanco-, pero cuya combinación resulta vibrante; también incorporando los emblemáticos arcos y dándole a las paredes una textura inesperada con ladrillo ranurado. Son los detalles (usar fierro, mármol, jugar con diferentes pisos), que generan un ambiente diferente.

Image
4a

El concepto es simple pero novedoso. Demuestra que es posible partir de lo clásico y quedarnos con sus mejores aspectos, refrescándolos con elementos limpios de un diseño más contemporáneo.

Image
8
Image
5nuevocatalina
Image
nuevo7
Image
2
Image
10