Raw Café (La Mar)

 

Siempre es retador volver a un proyecto pasado y mirarlo con otros ojos. Han pasado 7 años desde que hicimos el primer Raw Café en Miraflores y en este tiempo hemos visto la evolución de la marca: su propuesta de comida cruda fue muy bien recibida y ha sido una apuesta exitosa que se empezó a franquiciar; aparecieron otros Raw Café en distintos puntos de la ciudad. El local original, que hicimos nosotros, se mudó; la marca ha crecido. Y nosotros también hemos evolucionado.

Los Raw Café que han ido apareciendo tienen el mismo sabor en su carta, pero cada local tiene un look distinto ya que el restaurante no tenía un manual de marca ni un concepto definido de interiorismo cuando empezó a crecer. En consecuencia, todos los locales existentes son diferentes. Hace poco Raw Café volvió a nosotros para encargarnos el interiorismo de su nuevo restaurante en La Mar y aprovechar para estrenar una imagen renovada, a partir de la cual se definirá el diseño de interiores de otros locales futuros. La premisa era lograr una marca mucho más sólida.

El encargo nos sirvió para reencontrarnos con uno de nuestros primeros proyectos. Lo primero que pensamos es que el espacio tenía que expresar el espíritu de una marca que ofrece salud, frescura y naturaleza. El local funciona dentro de un edificio y eso le da un poco de oscuridad: quisimos contrarrestarla con una paleta que tiene salmón, turquesa y verdes, tonos claros y alegres, y también llenando el espacio de plantas. La idea es que la persona que entre se sienta en un sitio distinto, con una energía distinta.

Quizás lo más importante sea el collage hecho en stickers de vinil diseñado por Yerko Zlatar, basado en archivos de libros antiguos de historia natural. Ese mural representa nuestra búsqueda artística como estudio, y el riesgo y diversión que queremos darle a cada proyecto. El mural ya se está replicando en todos los Raw Café y se está usando en la carta, en tarjetas, y en la parte gráfica en general, como nuevos aires que refrescan